RED VELVET 2.0

El red velvet nos encanta y la receta que usábamos era riquísima, pero tenía un pequeño inconveniente: su horneado. Tardaba mucho en hacerse por lo que había que poner el horno bastante bajo y estar muy atento porque si no se quemaba. Bueno, sólo se hacía un poco más de la cuenta por algunos bordes, pero ya había que andar recortándolo para que no destrozara el sabor del resto de la tarta una vez montada. Un rollo, vamos.

receta de red velvet y frosting de queso y chocolate blanco - 01

Y como nos hemos hecho muy, muy fans de Rose Levy Beranbaum y sus recetas nos pusimos a investigar si ella tenía una versión del red velvet... ¡y lo tiene! :D Pero en un libro de recetas que no está en nuestra estantería :(

Pero somos muy apaña's jeje y lo hemos encontrado en el blog de Sister's cake, y encima lo primero que dicen es que es una delicia! Está claro que teníamos que probarla ;)

receta de red velvet y frosting de queso y chocolate blanco - 02

La hemos hecho casi tal cual la han traducido cambiando el color, nos apetecía más azul ;) :

     BIZCOCHO BLUE VELVET:

         - 3 claras de huevos grandes (90g de las pasteurizadas) a temperatura ambiente.
         - 30g de colorante (nosotras echamos una pizca a ojo y muuuucho menos, mucho, mucho).
         - 1,5 cucharadita de esencia de vainilla.
         - 200g de harina.
         - 200g de azúcar glass (vale el hecho con la Thermomix).
         - 1 cucharadita de cacao en polvo (el de Valor mismo)
         - 1/2 cucharadita de sal.
         - 3 cucharaditas rasas de levadura química.
         - 60g de aceite (1/4 de taza) de girasol (de colza dice la original).
         - 60 g de mantequilla sin sal (1/4 de taza) a temperatura ambiente.
         - 120g de buttermilk (1/2 taza). Para el que no lo tenga: si le echais una cucharada de vinagre a
            110g de leche, a los 10 minutos... como que se corta la leche. No, es buttermilk! :)

Mezclamos por un lado las claras y la vainilla, y apartamos.

Y por otro los sólidos: harina, azúcar, cacao, sal y levadura.

Batimos el aceite y la mantequilla 1 minuto a velocidad media. Añadimos los ingredientes secos que teníamos apartados y el buttermilk y batimos a baja velocidad hasta que todo se haya mezclado bien. Luego batimos 1,5 minutos más aumentando la velocidad.

Añadimos la mitad del huevo con vainilla, y batimos a baja velocidad, una vez incorporado batimos 30 seg. un poco más deprisa. Y repetimos echando la otra mitad de huevo.

Nosotras ahora le echamos el colorante y batimos hasta que esté homogéneo. La receta original echa el colorante al huevo pero nosotras así perdemos la mitad por el camino ;) y además echándolo al final controlamos mejor el color.

Ya está lista la masa, lo vertemos en un molde previamente engrasado y enharinado y lo horneamos a 175ºC unos 20-35 minutos. La masa está calculada para repartirla en 2 moldes de 20 cm de diámetro, así salen las dos capas del pastel perfectas, pero no acumulamos moldes así que lo echamos todo en uno solo y quedó bien :D, luego lo cortamos y ya está.

receta de red velvet y frosting de queso y chocolate blanco - 03

     FROSTING CREMOSO DE QUESO Y CHOCOLATE BLANCO:

         - 85g de chocolate blanco.
         - 113g de queso crema.
         - 28g de mantequilla sin sal.
         - 7 g de crema agria (nosotras usamos nata).
         - OPCIONAL: 1/2 cucharadita de extracto de almendra (nosotras no lo ponemos).

Para hacer el frosting empezamos derritiendo el chocolate blanco, con muuucho cuidado no os paseis calentando y se os corte. Nosotras lo hacemos al microondas pero al baño maría es más fácil que no se estropee (no es que seamos más chulas que nadie, es que lo de haber hecho tantos cake pops te mucha experiencia manejando el chocolate blanco... jajaja).

El chocolate lo dejamos apartado para que se enfríe.

En otro bol batimos el queso, la mantequilla y la nata hasta que esté cremoso y suave. Vertemos encima el chocolate blanco ya frío y batimos bien, listo!

El extracto de almendra se echaría al final y se bate un poco más, pero nos gusta más sin él ;)

Y ya sólo queda montar la tarta, que por cierto queda muy rica :D; el bizcocho exquisito (¡y no se quema nada!) y el frosting con una textura maravillosa y un puntito de chocolate blanco... Así que esta receta sustituye a la que usábamos antes! Y el frosting lo usaremos más, seguro jeje.

Por no echarle tanto colorante (es que es una pasada), el bizcocho por fuera no cogió color así que, como no lo recortamos, la tarta hubiera quedado más bonita si la hubiéramos cubierto entera con frosting, pero iba a ser demasiada crema (y luego la dejamos en el plato ¡una lástima!), y además con las cantidades de frosting que hemos puesto (que son las que hemos hecho) no da para más ;) En esta foto os podeis hacer una idea de cómo quedó por fuera:

receta de red velvet y frosting de queso y chocolate blanco - 04

Por cierto, la cantidad de frosting es perfecta a la hora de comerla. Nos pensaremos lo de hacer otra con más colorante sólo para que quede más bonita por fuera, aunque no creo que cuele :P Antes probaremos alguna de las recetas que lo hacen con remolacha y no usan colorante ;)

Esperamos que os haya gustado, a nosotras nos queda pendiente hacernos con ese libro de Rose Levy Berenbaum que no tenemos, pero ya está fichado jeje: Roses's Heavenly Cakes. Besitos.

18 comentarios :

  1. Tiene buena pinta,estoy planteandome en acer yo una tarta y espero me salga con tan buena pinta como a vosotras,sois geniales,Saluditos.

    ResponderEliminar
  2. Qué pinta!
    En rojo es bonita, pero así en azul la verdad que también me gusta mucho!
    Y seguro que el frosting estaba riquísimo!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias! :D, y sí el frosting estaba buenísismo, con un bizcocho de zanahorias tiene que estar... ;)

      Eliminar
  3. Muy original, yo creo que el tono marroncillo de los bordes le da otro toque distinto que no te hace esperar para nada lo que encontraras dentro, me encanta!!! La receta del frosting me ha llamado mucho la antención, tiene pinta de quedar muy cremoso y firme, esto hay que probarlo!!!
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tienes razón jeje :) Y el frosting sí es muy cremoso pero firme a la vez, y rico ;). Besos.

      Eliminar
  4. Gracias al Twitter que os he conocido y me encanta , por aquí me quedo a seguiros, me encanta la repostería aunque soy muy novata seguro aprenderé de vosotras. Un Saludo desde el Puerto.!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por los comentarios :D, y por quedarte jeje. Hay recetas sencillas que son espectaculares ;) Una recomendación no empieces por la del bizcocho doble chocolate jeje. Y para lo que necesites aquí estamos, o en twitter, o en facebook, o por mail :P Besos.

      Eliminar
  5. Que bonita!!! Y de sabor tiene que ser lo más. Una pregunta, el colorante, líquido o en pasta? Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :D
      Nosotras siempre que usamos colorantes lo hacemos en pasta, que con un poquito te dan de maravilla el color.

      Eliminar
  6. Hola! Este bizcocho se puede congelar??? Y luego decorarlo?
    Muchisimas gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el bizcocho se puede congelar. Luego descongélalo dentro de la nevera y quedará estupendo para decorarlo. No olvides contarnos cómo te va cuando hagas la receta, y si nos enseñas fotos... genial!! Nos encanta jeje, un saludo.

      Eliminar
  7. Hola, soy Mari Carmen, la anónima de ayer, perdonar que os moleste de nuevo pero tengo mas dudas, esta receta no lleva vinagre no? es que todas las recetas que he leido lo llevan, yo ya lo tengo congelado y olia muy bien, pero como nunca he probado este tipo de dulce ........... y con este frosting puedo decorarla con fondant? Muchisimas gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo.
      Lo del vinagre... uno de los ingredientes es buttermilk. Se puede comprar directamente o hacerlo en casa echando vinagre o limón en la leche, a los 10 minutos... como que se corta la leche, pues eso es el buttermilk. Por eso puede que lo hayas visto en otras recetas.
      Con ese frosting sí se puede poner fondant encima, al enfriarse endurece y aguanta bien, pero ten en cuenta que esa cobertura lleva queso crema, por lo que necesita frío para que no se estropee.
      Si haces fotos enséñanoslas eh :P Saludos.

      Eliminar
    2. Hola soy Mari Carmen la tarta la probamos ayer y esta buenísima. Muchisimas gracias por compartir la receta.

      Eliminar
    3. Nos alegramos alegramos de que os gustara :D

      Eliminar
  8. Hola! Con esta misma receta se pueden hacer cupcakes? O tengo q cambiar algo? Un saludo.
    Mari Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta receta no la hemos probado para hacer cupcakes, pero te tendría que valer. Aunque yo le echaría una pizca menos de levadura para que no salgan con mucho copete. Ya nos contarás qué tal, besos.

      Eliminar

Mil gracias por dejarnos un comentario, ¡nos encantan y nos hacen muchísima ilusión! Y los leemos todos, no nos dejamos ni uno.

BOTONES DE COMPARTIR ENTRADAS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...